76230050 info@btc.tv.bo

El turismo en el trópico cae en 90% y varios hoteles se cierran

Ausencia policial, pérdidas económicas y amenazas obligan a los propietarios de hoteles del trópico de Cochabamba a pensar en vender, cerrar o cambiar de negocio. Y es que no es para menos, considerando que desde octubre del año pasado, exactamente desde las elecciones generales que fueron anuladas, el sector calcula un pérdida de más de un millón de dólares y la disminución en más del 90 por ciento de turistas.

Pese a este panorama, autoridades locales niegan tales pérdidas y aseguran que sólo en noviembre hubo una disminución de visitas, pero que a la fecha todo volvió a la normalidad.

“No podemos decir nada, estamos amedrentados. Si decimos algo o nos quejamos por el daño económico, vienen los dirigentes, nos amenazan con hacernos daño o quemar nuestros hoteles; como lo hicieron con el hotel del ministro Arturo Murillo (11 de noviembre de 2019)”, dijo un hotelero de la región que prefirió no identificarse por temor a las represalias.

En el trópico de Cochabamba hay 170 hoteles y una capacidad de 6 mil camas, pero desde noviembre de 2019 la afluencia de visitantes ha disminuido de forma considerable.

Las reservas para las épocas altas de Año Nuevo y feriado largo de Carnaval fueron canceladas. “Si antes yo ganaba mil dólares en esta época, ahora no he ganado ni 100, es una pérdida total. Ahora que el paso está libre para el turista, ellos no vienen porque no tienen de dónde sacar plata porque no hay cajeros y tienen miedo por la falta de policías”, explicó.

El sector hotelero gestionó la llegada de la Policía Turística a la región, pero estos nunca llegaron, por lo que ahora se siente abandonados por las autoridades. “Las alcaldías son manejadas por los sindicatos, difícil que ellos nos ayuden”, dijo el entrevistado.

El presidente de la Cámara Hotelera de Cochabamba, Fidel Huanca, indicó que tiene el reporte de unos cinco hoteles que cerraron en la región, pero no brindó más datos porque la región tiene su propia cámara hotelera.

Algunos cerraron de forma definitiva, otros están buscando vender su negocio ante la baja llegada de turistas. Todos los centros de hospedaje tienen deudas con el banco que no pueden cumplir porque el negocio no genera ganancia.

“Todo es un gran perjuicio, no se puede hacer nada, todos callados, no podemos hablar libremente. Las pérdidas son tremendas, todos han invertido para mejorar para recibir a la gente en Año Nuevo y el feriado de Carnaval, pero todos han cancelado y nadie ha llegado”, dijo.

Lamentó la indiferencia de las autoridades y la Policía con el sector. “La Policía debe hacerse sentir. Nosotros trabajamos honestamente en el sector con sacrificio, no estamos metidos en negocios ilícitos, facturamos, hacemos todo lo que es correcto y legal. Yo no sé si el Chapare es otro país para no poner orden ”, reclamó.

Detalló que además para poder trabajar en la región deben declararse masistas. “Aquí no hay democracia, no puedes ser de otro partido (que no sea del MAS). Andan buscando a los que no son masistas. Antes había adenistas, miristas, emeneristas, discutían por sus preferencias, pero ahí se acababa todo”.

Debido al temor por las amenazas, los hoteleros no asistieron a la reunión que tenían programada con la Gobernación para tratar el tema del daño económico. El director de Turismo de la Gobernación, Diego Ovando, indicó que la reunión estaba programada en enero, pero nunca se realizó y desconoce los motivos de su ausencia.

Fuente: Los Tiempos

× ¿Cómo puedo ayudarte?